Inés de la Fressange

El "savoir-faire" francés y un encanto rústico se combinan en el máximo estilo "chic parisino" del que Inés de la Fressange es la más extraordinaria embajadora. Los tonos mostaza, oliva y carmesí de las pinceladas tricolores recuerdan mucho al tan buscado effortless chic. Honesto y sin complicaciones, una felicidad bohemia que emana de la capital francesa.

(8)